Transformación cultural: la gestión del talento se vuelve protagonista

La mentalidad de las personas está cambiando, la forma de hacer negocios también lo está y de esto surge el ya muy sonado término de Transformación digital. Alrededor de este popular tema se han desatado otros temas populares también como lo son: agilidad, cultura, liderazgo servicial, horizontalidad y otros más.

Transformacion Digital con Agile People

Es un hecho que no porque una estrategia se vuelva popular se facilite lograrla, a final de cuentas todo proceso de transformación (individual o colectivo) exige adoptar una nueva cultura y en este caso esa nueva cultura se busca alimentar por agilidad operativa, flexibilidad ante el cambio, formación de habilidades y conocimiento digital y generación de experiencias valiosas para los clientes. 

Se necesitan motores para el cambio cultural, se necesita comprender:

  • La importancia de que cada miembro en una empresa pueda manifestarse sin hallar un obstáculo entre personas sino un apoyo para el crecimiento propio y el de la empresa.

  • Que es momento de preocuparse más por reconocer el valor económico que cada empleado aporta a la organización.

  • La relevancia de genuinamente querer ser una empresa inspiradora, más humana, útil e impulsada por lo que viene en el futuro.

  • Que los empleados son colaboradores y no son del mismo estilo que en años anteriores ni buscan las mismas metas de antes.

  • Que el mundo exige formas más colaborativas de trabajar y co-crear soluciones.

En los puntos anteriores podemos encontrar necesidades de indagación, empoderamiento, capacitación, mentoría, motivación junto con un nuevo estilo de liderazgo.

La cultura se come la estrategia en el desayuno

¿Qué área en las empresas tiene como principal eje lo antes mencionado?  ¡Así es! Recursos Humanos, ahora evolucionada en Capital Humano, Talento o People.

Talento para Transformar.

Conforme los mercados van cambiando, los modelos de aprendizaje organizacional también lo hace, solo que actualmente la palabra “aprendizaje” está más consciente y más presente.

Las mayoría de las empresas que están logrando transformarse han priorizado la mentalidad de experimentación y aprendizaje. ¿Te imaginas estar en una organización en la que trabajar y aprender no tengan diferencia? 

Y es que en realidad, el aprendizaje es el elemento que hace la diferencia entre “trabajar por trabajar” y “trabajar por generar valor”.

Cuando aprendemos en el trabajo, adquirimos conocimiento por medio de la experiencia todos los días pero ¿capitalizamos esa experiencia?

Hay una forma muy sencilla de saberlo y esta es analizando los “problemas frecuentes” porque si estamos viviendo las mismas pesadillas proyecto tras proyecto y nos dejamos llevar por la mentalidad de “eso es normal aquí” no estamos capitalizando la experiencia ni aprendiendo de lo que vivimos.

Entendiendo la organizacion desde HR

Agile People

Entender lo que queremos transformar no es tarea sencilla, no es cambiar por cambiar así que identificar los elementos clave de la transformación es vital. 

Se habla mucho de poner a las personas como centro y esto se lee fácil pero es complicado cuando tenemos décadas enfocándonos a centrarnos en proyectos y a ver a las personas como recurso genérico intercambiable.

Cuando tomé el curso de Agile People con Charo Mendonca, ella fue muy enfática en decirnos que “el hacer cambia al ser y que la cultura cambia cuando los mensajes y las acciones alrededor de esos mensajes cambian de modo consistente y sostenido en el tiempo” y creo que fue enfática en este rubro porque el desafío principal es en hacer un cambio sostenible.

También fue enfática cuando nos dijo “no se trata de lavarle el cerebro a la gente, se trata de que la gente encuentre el valor al cambio y a lo que aporta en una empresa”. Y yo le creo porque lo he visto y vivido: convencer sobre cambiar está muy relacionado a la alineación que cada quien hace de sus objetivos personales con los objetivos de la empresa.

Conclusiones

  • La gestión del talento se vuelve protagonista porque es uno de los factores de éxito de la transformación al facilitar el trabajo y la adaptación al cambio de las personas dentro de una empresa.

  • Ya está demostrado que el trabajo bajo marcos tradicionales influye en la baja del rendimiento de las personas y la demanda actual  en el mundo de los negocios está “castigando” de formas más radicales las bajas de rendimiento que antes se percibían como “normales”.

  • Se sabe si una idea es buena o mala solo por el resultado, se sabe si una transformación es efectiva o no en función de cómo se va sosteniendo conforme va pasando el tiempo.

  • Si no quieres una transformación al estilo “llamarada de petate” como decimos en México cuando algo se enciende rápido y se apaga más rápido, necesitamos subir al barco a ecosistemas, no solo a equipos de una misma área, sino a ecosistemas que realmente ayuden a permear los cambios y sostenerlos.

La gestión de talento se convierte ahora en protagonista, así que estemos listos porque el telón ya se abrió.

El telon de la agilidad.png

Vanessa Amaya | Scrum México
Team Member

Bruno SuarezComentario